*

X

Este es el país donde las personas tienen más orgasmos, según sondeo

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/11/2017

La vida es buena en este país: una gran economía, paisajes increíbles y orgasmos

En la actualidad, es reconocido mundialmente que tener orgasmos es algo que puede ser muy bueno para la salud en diversos aspectos. Aunque en algunos casos la sociedad moderna exagera la importancia de tener orgasmos, no hay duda de que para muchas personas son parte importante de una vida placentera y relativamente libre de estrés.

Existe lo que se conoce como una brecha de orgasmos entre hombres y mujeres, cuando el sexo es dominado por la penetración. Y por ello, en los últimos años hemos visto el surgimiento de una cultura consciente de la importancia de la estimulación del clítoris, algo de lo cual probablemente son especialmente conscientes en Noruega, si seguimos un reciente sondeo que indagó la frecuencia de orgasmos de 21 países. En teoría, parece que ser noruego es tener suerte: una gran economía, paisajes increíbles como fiordos y auroras boreales, salmón y aceite de oliva todo el día y alta frecuencia orgásmica. Y un país altamente civilizado, con altos índices de igualdad, donde se ha desarrollado un fuerte movimiento feminista (junto con Suecia), lo cual quizás tenga que ver con la frecuencia de los orgasmos.

Según el sitio Volonte, el blog de una marca de juguetes sexuales, este sondeo realizado en el Día Mundial del Orgasmo arrojó que el 35% de los noruegos tiene un orgasmo o más diario. Australia, Suecia y Gran Bretaña son otros de los países que reportan alta frecuencia de orgasmos. En el último lugar de los encuestados está, extrañamente, Alemania. En promedio, en el mundo se tienen de dos a tres orgasmos a la semana. 

El sitio también midió la intensidad de orgasmos reportada, siendo Chile, Italia y España los países donde las personas señalan tener orgasmos más intensos. Los brasileños son los que reportan hacer más ruido durante el sexo.

No hay que tomar demasiado en serio este tipo de sondeos, pero al menos la frecuencia de orgasmos podría ser un indicador que sirva para entender qué países tienen mejor sexo, y no sólo cuáles tienen más sexo (que es lo que las marcas de condones y juguetes sexuales suelen medir).

5 acciones que un adolescente necesita hacer para ser un adulto responsable

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 10/11/2017

Estas conductas son prácticas que pueden desarrollarse a lo largo de la infancia, adolescencia y adultez

La adolescencia, período transitorio entre la infancia y adultez, es considerada una etapa indispensable para adquirir nuevas experiencias distintas al vínculo familiar. Inclusive se vive con una oleada de empoderamiento supremo, con el cual se cree que se podrá liberar al mundo entero de su miseria. Sólo falta una herramienta indispensable para lograr ese cambio: dinero y la edad suficiente.

Sin embargo, en la adolescencia no se prevé que la adultez está cargada de múltiples responsabilidades, por lo que si se planea alcanzar esta etapa de actividad laboral y el cambio mundial, es importante contemplar los siguientes factores:

– Despertarse temprano por cuenta propia. Como adultos responsables y autónomos, la obligación de cumplir con un bien mayor requiere de acciones como establecer una alarma y verse forzado a levantarse a esa hora. De lo contrario, se pierde el desayuno, el autobús o el camión, llegando tarde a las obligaciones.

– Prepararse el desayuno y el almuerzo para el medio día. Esta es una rutina cotidiana en los adultos, pues en caso de no organizarse resulta imposible mantener una alimentación saludable y adecuada para las actividades del día a día.

– Responsabilizarse de sus propios olvidos y errores. Es muy fácil llamar a los padres cuando se olvida un proyecto a entregar o se toma una ruta errónea para que vayan a rescatarnos. Sin embargo, como adulto, es indispensable enfrentarse a los errores de modo que se puedan resolver de la mejor manera que se sabe hacer: intentándolo.

– Lavar y acomodar la ropa. Será una manera importante de aprender a ser precavido; en especial, cuando ya no se tienen calcetines o calzones limpios.

– Hacer la limpieza de la recámara. La práctica de la limpieza es una rutina que se vuelve indispensable en la adultez; sobre todo, porque limpiar ayuda a liberar los pensamientos obsesivos y a regular los síntomas de la ansiedad y depresión.

Estas conductas son prácticas que pueden desarrollarse a lo largo de la infancia, adolescencia y adultez, pues son acciones que ayudan a volverse autónomo y con mayores herramientas para enfrentar cualquier tipo de complicación a corto, mediano y largo plazo.