*

X

Éxtasis, la nueva alternativa terapéutica para el trastorno de estrés postraumático

Salud

Por: PijamaSurf - 09/30/2017

Hay algunos investigadores y especialistas en la salud mental que recetan la droga psicodélica MDMA, popularmente conocida como éxtasis, como un atajo a la elaboración del TEPT

El trastorno de estrés postraumático –TEPT– es un trastorno que surge después de un evento traumático, un desastre natural, un choque automovilístico o cualquier situación lo suficientemente intensa como para experimentarse como trauma, y que puede elaborarse con mucha paciencia, cariño de seres amados, meditación y empoderamiento paulatino. Sin embargo, hay algunos investigadores y especialistas en la salud mental que recetan la droga psicodélica MDMA, popularmente conocida como éxtasis, como un atajo a la elaboración del TEPT. Entre ellos se encuentra la Food and Drug Administration de EEUU, la cual anunció recientemente la autorización de la receta para el tratamiento de este trastorno situacional.

Para la Multidisciplinary Association for Pyschedelic Studies (o MAPS) la autorización de la FDA sólo señala una atención especial sobre esta droga para usarse como un método regulatorio más rápido, pues las pruebas usadas a lo largo de la investigación demostraron que una dosis de MDMA durante una psicoterapia de 8 horas acelera el proceso dos veces más que sin dicho uso terapéutico.

Si bien es verdad que algunas personas no responden a la terapia (debido a que no se encuentran en un estado de shock), el uso de MDMA en este tipo de pacientes ayuda a salir de la sensación de aturdimiento, regulando la ansiedad y la depresión características del TEPT. Hasta ahora, el 61% de la muestra de 107 personas involucradas en la prueba ha mostrado una mejoría en el tratamiento, y dejaron de ser diagnosticados con TEPT.

Actualmente, la FDA continuará colaborando con MAPS para considerar los efectos secundarios del uso de esta droga como tratamiento para el TEPT.

Vivir en un vecindario donde puedas caminar mantiene saludable tu cerebro

Salud

Por: pijamasurf - 09/30/2017

La salud del cerebro y el lugar donde vives están estrechamente relacionados

Juegos de agilidad mental, ejercicio físico, cierto tipo de alimentos, mantener vivos nuestros lazos personales, meditar: las recomendaciones para conservar el cerebro en un estado óptimos son diversas, en buena medida porque la complejidad misma de un componente tan importante en nuestra anatomía nutre su bienestar desde distintas fuentes. 

Un estudio añade otro factor que quizá se había considerado poco hasta ahora: vivir en un lugar donde sea posible caminar. 

La investigación (que puede consultarse en este enlace) fue realizada por Amber Watts, profesora asistente de psicología en la Universidad de Kansas, quien al frente de un equipo recogió información sobre la salud cerebral de dos grupos de personas con dos de las enfermedades cognitivas más comunes de la edad adulta y la vejez: el Alzheimer y la demencia precoz.

En primer lugar, Watts y su equipo realizaron una especie de labor cartográfica al establecer la relación entre las personas del grupo, su casa y los lugares que más frecuentaban en un radio de hasta 800m dentro de ese vecindario. Con este mapa, establecieron después el grado tanto de integración de dichos sitios con respecto al hogar de cada persona como de complejidad que implicaba llegar a los mismos puntos.

En otro momento del estudio, la psicóloga realizó exámenes para conocer la capacidad cognitiva de los individuos en sus distintas funciones y determinar así el estado de su bienestar.

De acuerdo con los resultados observados, las personas que demostraron mejores capacidades cognitivas fueron también aquellas que vivían en vecindarios de conectividad notable, esto es, con muchos lugares a los cuales era posible llegar caminando desde su casa, en donde había más gente alrededor con la cual socializar (vecinos, personas en la calle o en los locales, etc.), más razones para acudir a esos sitios, etcétera.

Según explica Watts, esta relación puede deberse a la necesidad de memoria espacial que se requiere para salir a la calle, la cual, hasta donde se sabe, se genera en distintas partes del cerebro que trabajan simultáneamente: el hipocampo, el córtex parietal posterior, el córtex prefrontal y otras más.

Y más allá de que te sea posible o no vivir en un lugar así, donde puedas caminar y conectar puntos en el mapa de tu rutina y de tu vecindario, parece ser que en el fondo lo fundamental para nuestro cerebro es mantenerse activo, sentirse desafiado y vivo a través de nuevos aprendizajes. 

 

También en Pijama Surf: 

El alto costo psicológico de vivir en edificios aburridos y espacios monótonos

Neurogénesis: 7 alternativas para crecer nuevas células en el cerebro y volverse más inteligente